Conecta con el alma de tu casa

El alma de un espacio vive en la esencia que lo hace especial y auténtico para ti, independientemente de las modas pasajeras. Tu mente alimenta la ilusión del hogar perfecto que ves en las revistas de decoración, pero la perfección propia de lo que te rodea es muy distinta de ese ideal. Tu entorno es un reflejo de tus necesidades y anhelos, tiene conciencia, está vivo. Y entender que es un espacio “vivo”, que cambia a cada instante, te puede ayudar a hacer las paces y a evolucionar con tu hogar.

¿Cómo conectas con tu casa? 

Conectar con tu casa es habitarla con conciencia y permitirte sentirla. Para que la casa pueda hablarte y tú escucharla, y comprenderla, necesitas bajar el ritmo y dar espacio a los sentidos. Es sencillo si piensas en tu casa como un ser vivo que se manifiesta y escuchas lo que te pide: un poco de atención, cuidados, más luz, … Así empezarás a relacionarte con ella desde otro lugar y a entender ese vínculo de unión.

Ponlo en práctica:

Para conectar con tu casa te invito a practicar una visualización interior. 

Desde un lugar tranquilo, cierra los ojos, relájate y déjate llevar por el proceso de escuchar tu voz interior. Haz un recorrido mental de tu casa, empezando por la entrada, reconociendo con calma cada espacio y conectando con las emociones que te mueven. De manera reposada, respira y avanza por el espacio, sintiendo lo que te dice. Es importante que te permitas sentir la casa, que te habla y expresa lo que necesita, o incluso que eres la propia casa, manifestando sus necesidades a través de tu cuerpo. Puede ser que te muestre un color, un aroma, una emoción, sensaciones de calor o frío, un recuerdo, … Centra toda tu atención en cada detalle, sin juzgar ni entrar en diálogos mentales, solo sintiendo. Una vez finalizado el recorrido, anota todo lo que recuerdes, siéntelo y saca tus propias conclusiones.

La interpretación de estos aspectos puede ayudarte a entender los procesos vitales que estés atravesando. Entiende que tu casa es una representación simbólica de tu presente. Cuando conectas con tu esencia, te sientes seguro en tu vida. Esa es la base de la decoración holística para conseguir el bienestar personal. Modificando la energía de una casa se pueden llevar a cabo cambios sustanciales en la salud, las relaciones personales, la abundancia y la creatividad.

Disfruta de esta práctica para reconectarte a la vida siempre que lo necesites.

Si este post te ha inspirado o sientes que puede ayudar a otras personas, por favor, compártelo. Gracias por ser parte y expandir esta energía creadora.