PROYECTO VINYES D’EN MANDRI

Proyecto Vinyes d’en Mandri / Donde vivir es un placer

  • UBICACIÓN DEL PROYECTO: Sant Vicenç de Montalt (Barcelona)
  • RESUMEN DEL PROYECTO: Remodelación de un salón comedor, con dos ambientes diferenciados. Diseño de mobiliario a medida con gran capacidad, puntos de luz, tejidos decorativos, … Con todos estos ingredientes «cocinamos» un salón espacioso, luminoso y cómodo, donde el lujo está en las sensaciones que se viven en él.
  • NECESIDADES DEL CLIENTE: La propiedad tenía las ideas claras: una distribución abierta en dos ambientes, cómodos y espaciosos, en proporción adecuada a los metros disponibles y muebles con buena capacidad. En esta vivienda de nueva adquisición, partíamos de un espacio diáfano con mucha luz natural. Un lienzo en blanco que debíamos adaptar a los gustos de la familia, con una zona amplia de salón donde relajarse, leer y reunirse al final del día, y un comedor con capacidad para recibir. Con un estilo clásico-provenzal, que fuese muy acogedor.
  • PROPÓSITO DEL PROYECTO: El eje principal de este proyecto ha sido mantener el equilibrio en las proporciones para que un salón espacioso y luminoso resultase a la vez acogedor. Con esa intención, se ha cuidado al detalle la distribución y tamaño de todos los muebles, diseñados a medida, así como la disposición de los puntos de luz, la elección de las tapicerías, …
  • TIPS DE DECORACIÓN HOLÍSTICA: El mobiliario a medida y en tonalidades claras contribuye a acentuar la sensación de orden y equilibrio. Los puntos de luz distribuidos de manera estratégica crean la atmósfera adecuada en cada momento del día y de la noche. Se ha priorizado una paleta de colores neutra y tejidos con texturas decorativas que arropan.

Un salón espacioso, luminoso y cómodo, donde el lujo está en las sensaciones que se viven en él.

En este proyecto de decoración holística, los tonos suaves y los materiales con texturas narran una historia de calidez. Mediante la cuidada disposición del mobiliario y la atención a los detalles, el diseño se convierte en una expresión de equilibrio, invitando a sus habitantes a sumergirse en el más absoluto bienestar.